La suciedad para teñir...

Ya hemos hablado más veces sobre este "mito o creencia" popular. Pero como aún nos encontramos personas que vienen al salón a teñirse con el pelo sucio intencionadamente pensando que así va a quedar mejor... queremos volver a dedicar unas pocas líneas a hablar sobre ello.

 

Esta creencia viene de hace muuuuuchos años, cuando los tintes y los productos de peluquería en general eran muy agresivos y dañinos. En aquella época teñirse o hacerse un moldeado podía llegar a ser un suplicio, incluso llegando muchas veces a crear ampollas y quemaduras en el cuero cabelludo.

En esa situación, tener ya no el pelo, si no todo el cuero cabelludo en general muy sucio, hacía de pantalla  a la agresividad del tinte y no quemaba tanto, de ahí la frase: Cuanto más sucio mejor... y así era. 

 

Con el paso de los años aquello fue derivando con lo que ahora escuchamos, que cuanto más sucio esté el pelo mejor para el tinte, nada más lejos de la realidad.

 

Cuando un químico formula un tinte en un laboratorio, lógicamente lo hace con muestras de cabello limpias, por que además, no es lo mismo la suciedad de una laca, la de la grasa, la de el polvo, gominas... ¿entonces en cuál quedamos?

 

Un cabello sucio lo que realmente puede hacer es que no coja el tinte el color adecuado, simplemente porque ha interferido la suciedad con el tinte y ha desviado el color, actuado de barrera para cubrir canas...etc etc.

 

Y para terminar este artículo, os ponemos un ejemplo: ¿Te darías un bronceador con la piel llena de grasa de coche? o ¿te darías crema hidratante de cara con la cara llena de sudor después de una sesión de gimnasio?

 

Aplicad la lógica y desechad estas ideas de vuestra mente.   ;)

Escribir comentario

Comentarios: 0