Embarazo y Nioxin

Durante el embarazo y el post parto hay grandes cambios hormonales que afectan de diferente manera al cabello de cada mujer. Existe la creencia de que cuando se está embarazada el pelo es más fuerte y más bonito. Pero no siempre es así, depende de la genética de cada una, así como de su estado físico. Y lo mismo ocurre durante la lactancia.

En cuanto a pelo y embarazo, se observan casos de mujeres que pierden parte de su cabello debido al cambio hormonal que se produce en este periodo y que luego lo recuperan sin problemas, normalmente tras 12 meses. Según un estudio realizado por Nioxin, estos cambios les suceden al 75% de las mujeres.

 

Pelo y embarazo

 

Esto sucede porque el cabello se regula genéticamente. Ante cualquier cambio, ya sea hormonal, de dieta o de enfermedad, es el primero en “sufrir”: se cae, pierde brillo, etc. Eso es porque nuestro cuerpo prioriza otras funciones básicas más importantes que la estética. El cuerpo sufre muchos cambios y reconoce que hay una “personita” a la que cuidar y amamantar (por medio de las hormonas), por lo cual, el cabello pasa a ser secundario.

María Castan, experta científica global de Wella afirma que, “desafortunadamente, no hay una regla que indique qué hacer o qué comer, pero lo que sí está claro es que es un proceso temporal y que cuando todos los cambios hormonales vuelvan a su cauce natural, el cabello recuperará su look habitual. Lo único que podemos hacer es ayudar al cabello externamente con productos cosméticos, como champús y tratamientos que nos permitan compensar el desajuste hormonal. Este es el caso de los productos y tratamientos de Nioxin, que ayudan a estas mujeres que han percibido estos cambios a recuperar el cabello en tan solo 30 días”.

Escribir comentario

Comentarios: 0